Jueves 17 de Mayo de 2018,
Wao975.fm

Hace tanto de ‘Smallville’ que Tom Welling ya está irreconocible

webmaster mayo 16, 2018 Entérate No hay comentarios
Hace tanto de ‘Smallville’ que Tom Welling ya está irreconocible

Los espectadores que crecieron con Smallville quizá esta temporada estaban viendo la tele y no se dieron cuenta de que su querido Clark Kent estaba en la pantalla. Tom Welling, que ha mantenido un perfil bajo en la industria desde el final de Smallville, era el fichaje más ambicioso de la tercera temporada de Lucifer, otra serie basada en un personaje de cómic. Y no era fácil reconocerle.

Seguro que más de un espectador que creció con los inicios de Smallville no fue capaz de identificarle en Lucifer. Es lo que tiene estar tanto tiempo apartado del primer plano de Hollywood y volver a los 41 años como Marcus Pierce, un policía que tenía una tensa relación con el diabólico protagonista.

03HACE TANTO

 

Hay unos cuantos motivos por los que Tom Welling ha pasado tan desapercibido desde que Smallville se despidió en 2011. Por un lado, el actor quería tomarse un tiempo libre después de trabajar “de seis de la mañana a una de la madrugada” cada día. Ser el protagonista de una serie significa estar mucho tiempo en el set de rodaje, ni que sea en el camerino, y encima rodaba en Vancouver lejos de su familia y de sus seres queridos.

También se quiso tomar su carrera con calma y elegir solamente papeles que le interesasen, más humanos y menos superheroicos que el joven Clark Kent, y sobre todo fuera de la televisión. Estuvo en Parkland (2013) al lado de Zac Efron, en Draft Day (2015) con Kevin Costner y en The Choice (2016), una adaptación de Nicholas Sparks, ninguna de las cuales funcionó especialmente bien.

Sin embargo, a Welling le afectó que apenas había trabajado antes de Smallville y Hollywood no confiaba en su versatilidad, y que estaba encasillado como adolescente cuando en la vida real era un hombre (tenía 24 años cuando empezó a llevar la mochila para ir al instituto de Smallville). Las temporadas de 22 episodios tampoco le permitieron encontrar excesivos huecos para combinar el cine y la televisión (o como mínimo no los aprovechó), mientras sí asumía un rol más activo en la serie juvenil.

En la quinta temporada comenzó a trabajar de director (en total hizo siete episodios), en la novena temporada obtuvo el título de co-productor ejecutivo y finalmente en la décima y última era productor ejecutivo (un rol que le sirvió para lanzar su propia serie como productor, Hellcats, que solamente tuvo una temporada).

Lo que sí resulta poético es que su regreso a la televisión haya sido en Lucifer, donde su nombre tenía un valor extra. No hay nada que entusiasme más entre los fans de las adaptaciones de cómic que encontrarse viejos rostros conocidos en nuevos proyectos. Y, si siempre se le había quedado clavada la espinita de no haber podido interpretar un villano en Smallville (el papel que más le gustaba aparte del suyo era el de Lex Luthor), aquí pudo colocarse como rival de Lucifer, el diablo que ayuda al cuerpo de policía de Los Angeles a resolver casos de asesinato.

Sea como sea, esta breve carrera no está mal para Tom Welling, un actor que se metió en la industria casi por casualidad. Él trabajaba en la construcción en 1998 cuando fotógrafo le dijo durante una fiesta que debería apuntarse a una agencia de modelos. Dicho y hecho. De la obra pasó a posar para Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Abercrombie Fitch mientras se buscaba la vida como actor en Los Angeles. Y, después de seis episodios en La juez Amy, ya consiguió el papel que marcó su carrera. Al fin y al cabo, es una maldición muy común entre los Supermans: una vez han sido Clark Kent, siempre son Clark Kent.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Deja tu comentario