Sábado 25 de Mayo de 2019,
Wao975.fm

Vladimir Putin se desnuda y se baña en un lago helado

Webmaster Wao . enero 20, 2018 Entérate No hay comentarios
Vladimir Putin se desnuda y se baña en un lago helado

Fiel a lo que ya nos tiene acostumbrados, a su apego a la tradición y a su mensaje de hombre fuerte, Vladimir Putin ha sido de los primeros en penetrar en las gélidas aguas de lago Seliguer, ubicado en el noroeste de la parte europea de Rusia, con motivo de la Epifanía, la celebración del Bautismo de Cristo que los ortodoxos rusos celebran el 19 de enero.

Sin camisa, exhibiendo su torso sólido, al controvertido mandatario se le ve en un video con obvios fines propagandísticos, bajando unos escalones de un agujero abierto en el hielo y entrando al agua, mientras se sostienen iconos religiosos y se escuchan las voces de una melodía litúrgica ortodoxa.

Afuera, en el descampado, además de la voluminosa nieve de este mes de enero en la región, predominaba una temperatura que estaba entre los seis y los siete grados bajo cero.

En paralelo, el reportaje oficial mostró también al hombre fuerte del Kremlin asistiendo a la ceremonia en el interior del monasterio de San Nilov Stolobensky, en compañía de jerarcas de esa iglesia.

Aunque el líder de 65 años suele llevar a cabo este ritual cada 19 de enero, esta fue la primera vez que lo hizo en público y en presencia de los medios de comunicación, según el portavoz del mandatario, Dmitry Peskov. Detrás suyo, varias decenas de feligreses entraron también a la poza helada en el lago Seliguer.

De acuerdo con cifras oficiales, 1,8 millones de personas realizaron el conocido rito ortodoxo de purificación en los recodos más diversos de la geografía rusa.

Irina Volk, la portavoz del Ministerio del Interior, aseguró además que “en la noche del 18 al 19 de enero fueron oficiadas más de 7.300 liturgias en (los templos) de Rusia, mientras que en los baños masivos por la festividad del Bautismo del Señor participaron cerca de 1,8 millones de personas”

Hasta en las regiones más gélidas de la Siberia, donde las temperaturas descienden hasta los -30 grados Celsius (-22 F), tuvo lugar esta ceremonia de entrada en las aguas bendecidas por un sacerdote de la Iglesia Ortodoxa.

Según se supo, los cargos públicos a nivel regional y municipal están prácticamente obligados a penetrar en aguas heladas de lagos, ríos y hasta en el mar, sea cual sea su temperatura.

Se ha sabido que durante la Era Putin, las administraciones locales, las empresas estatales y hasta los centros de estudio persuaden a sus miembros de que deben participar en este ritual que estuvo fuera de los focos durante muchos años.

Como suele ocurrir en estos casos, nada en la cobertura a este mandatario resulta gratuito. En apenas dos meses, Rusia pasará por unas elecciones presidenciales, por lo que Vladimir Putin, a las claras el favorito, debe conservar e incluso reforzar su imagen de hombre con una salud de hierro y un carácter curtido, además de seducir a los votantes más apegados a la fe religiosa.

Los cristianos ortodoxos en Rusia celebran la fiesta de la Epifanía cada 19 de enero, en lugar del 6 de enero, como ocurre en Occidente, porque siguen el calendario juliano, que observa la Navidad el 7 de enero.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Deja tu comentario